Lucas Marín, el Tao de la línea


La línea fluye del vacío, de su fuente primordial, que es el vacío.

Agua, vapor, nube, agua otra vez; vida, muerte, el ciclo se renueva eternamente. ¿Cuántos son los que no se han bañado dos veces en el mismo río? Incontables. Todo se va con el río, y todo vuelve con él. "Avanzar es llegar lejos; llegar lejos, retornar" *pero lo que retorna siempre es distinto. Lucas Marín, como Lao Tsé, como Heráclito, se sumerge en lo que fluye, en eso que es lo mismo siendo otro cada vez; la línea es agua,piedra, nube, montaña, vapor, fuego, animal mitológico, y Lucas ?porque de él se trata- es siempre testigo y artífice con esa línea que se hunde en la historia del Arte,en una historia que paradójicamente ya no es lineal; todo convive en el mismo plano.

El Bosco, Ingres o Duchamp, todos ellos como fuentes, como ríos inagotables.

¿Cuántas formas hay de conocer? ¿Cuántos caminos?  Tal vez el mito de Ícaro sea un ejemplo del que ha elegido Occidente; acercarse a un conocimiento que conlleva destrucción  para quien lo busca.  El sol, símbolo de un saber prohibido, derrite  la cera  que aglutina las plumas en las alas de Ícaro y este se precipita al mar.Otro es el camino del Tao; el conocimiento -o mejor aún, la sabiduría- se alcanza en consonancia con los procesos de la naturaleza. Vana es la pretensión de domeñar eso que nos constituye porque, "El hombre acata las leyes de la tierra; La tierra acata las leyes del cielo. El cielo acata las leyes de Tao. Y Tao, las de su propia naturaleza."*

Ese personaje en las imágenes de Lucas, ese alquimista que transmuta la materia, que se funde con ella, sólo se busca a sí mismo en esa fuente, en esa línea que fluye interminable como un rio.

Marcelo Pelissier.
Octubre de 2012

*Lao Tse, Tao Te Ching.
Lucas Marín   artista visual - buenos aires - argentina - lucastrompo@gmail.com
Visitas: .99297
by multisitios.net